Dísculpeme señor, se lo suplico,
Si llegan a ofenderle mis consejos.
Con darle mi opinión nada le quito,
Al fin usted ya es dueño de sus besos.

Usted la conquistó muy a la buena,
Mi amor está en el fondo del olvido.
Qué gano con luchar aunque la quiera,
Yo sé reconocer cuando he perdido.

Y si despierta,
Llorando por allá en la madrugada,
Quejándose del roce de su almohada,
Compréndala señor, está mimada.
Pues yo que con locura la adoraba,
En pétalos de rosas la acostaba.
Y si despierta,
Diciendo que se siente incomprendida,
Huyendo de su plática aburrida.
Compréndala señor, es culpa mía,
Pues yo cuando en mis brazos la tenía,
Con versos y canciones la dormía.

Written by: Martín Urieta
Sent by Ahuactzin.
Did you see an error? Send us your revision.



More songs by Los Cardenales de Nuevo León

View all songs by Los Cardenales de Nuevo León